miércoles, 10 de abril de 2013

La duda básica


Un par de amigos fueron al shopping a ver una película y luego a comer algo en la confitería.
Tras la finalización del filme, conversaban nimiedades, mientras terminaban su cena.
-Mirá, Juan Pablo, las minas se arreglan solo para mostrarse lindas y conquistarnos. No tienen otra cosa en mente que no sea gustar al sexo opuesto, yo sé por qué te lo digo.
-Estás en pedo, loco. Las chicas se arreglan para sentirse bonitas ante el espejo y –de paso- no dar argumentos a las envidiosas.
-No. Estás delirando. ¿Cuándo se arreglan más?, ¿es cuando están solas en su casa, o cuando se van de levante?
-Nadie que esté vestido de entrecasa se pone las mejores pilchas, boludo. Pero las minas ni bien se ponen delante del espejo, se arreglan el cabello y se inspeccionan el rostro. Y si una vecina tocase el timbre, tratan de calzarse con algo digno, en lugar de las zapatillas zaparrastrosas que usan siempre.
-Eso que decís lo hacen cuando el que toca el timbre es un hombre. Cuando se sientan a tomar algo en un bar, lo primero que hacen es ver dónde hay un tipo.
-¿Acaso vos te sentás y mirás “solo” si hay una chica linda? ¡No seas boludo!
-No. ¿Por quién me tomás? Miro antes de elegir donde sentarme. ¡Je, je!
-Vos que te las sabés todas, explicame cuál es la razón por la que se pasan las horas enteras probándose ropa en las tiendas, si no es para satisfacer su narcisismo.
-Lo hacen para agradarnos, si se quiere, aun más.
-No, boludo. Estás errado de medio a medio. Lo que quieren es verse bien y evitar que las otras le saquen el cuero; o acaso nunca viste cómo critican a la amiga cuando llega, o recién se va.
-Si es cierto, se critican; pero es su manera de disminuir a la rival y aumentar su autoestima, de cara a la competencia por ganar la atención de la vista de los hombres.
-No, boludo. Se arreglan bien para superar la situación en que otra le dice: ¡qué lindo vestido!, ¿dónde lo conseguiste?, mientras piensan, ¿de dónde sacaste este mamarracho de disfraz?
-¡Pará!, ¿viste cómo me miró la diosa que viene caminando por allí?... Yo me mando.
-Pero…
Y allí nomás, de repente, el boludo se fue tras de la bella mujer. Dejó a su amigo con la palabra en la boca y la cuenta de toda la cena.

53 comentarios:

  1. Vale. Arturo, me veo en la obligación de decirte porqué nos arreglamos las mujeres: ponte cómodo.
    Mira, las mujeres presumidas (yo lo soy y mucho), las mujeres coquetas, las mujeres femeninas, a nosotras nos gusta estar bellas siempre, arregladas, perfumadas y perfectas hasta para ir a tirar la basura, o para abrirle la puerta a la vecina del segundo. Una mujer siempre tiene que estar guapa, pero, al menos yo, primero me arreglo para verme guapa yo misma. Si yo me gusto ando como una reina por la calle arrancando miradas y sonrisas, si arranco sonrisas sonrío a mi vez, y si sonrío estoy alegre y cruzo la esquina canturreando y destrozando la acera con mis tacones de reina.En cuanto a sacarnos el cuero unas a otras, bueno, eso es que sentimos celos porque os adoramos jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ángela:
      Lo que siginifica que Juan Pablo es quien tenía la mayor razón; mientras lo que postulaba su amigo era solo un hermoso efecto secundario.
      Sin dudas los tipos, como el caso del galán de mi cuento, te deben perseguir en multitud. Ja, ja.
      Un beso metralleta.

      Eliminar
    2. ay, amigo. Sólo una cosa tengo clara: ni nosotras os entendemos ni vosotros nos entendéis. Pero tengo una certeza: nos necesitamos, nos buscamos, nos ansiamos.

      Beso de metralleta. Sigue bien ¿vale? que te aprecio mucho.

      Eliminar
    3. Ángela:
      Hay un dicho que sirve para definir esa cuestión: "para bailar el tango, se necesitan dos".
      Muchas gracias por tus bellas palabras, ten por seguro que me cuido; mi muy estimada amiga, sé que tienes un gran corazón. Otro beso.

      Eliminar
  2. Hola Arturo, la entradita se las trae. Primero tuve que leer despacito para entender palabras que me son ajenas pero quedó todo bien claro, Lo segundo decirte que siempre he pensado que soy la oveja negra porque no es que me encante ir descuidada pero no le dedico mucho tiempo a eso de maquillajes, peinados etc etc sencillamente siempre he pensado que uno debe mostrar su belleza natural y en ocasiones algo retocada pero nunca ir con un aspecto superficial y polvoriento, es mi opinión. Lo tercero caundo me arreglo lo hago por gusto personal y si de paso gusto a alguien pues bien si no sigo viviendo igual de feliz, como puedes ver no me gusta para nada aparentar lo que no soy y lo cuarto y último es que ese amigo ¡es un carota! tanto rollo para dejarte el muerto de la factura jajajj.
    Besos naturales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gloria:
      Eres igual que la otra Gloria, mi madre, que jamás se arregla para salir. Lo suyo era un buen baño, una vestimenta apropiada, una peinada rápida y ¡listo!
      Solo iba a la peluquería a recortarse el cabello y se hacía peinar únicamente para fistas mayúsculas; ni rouge, ni rimmel, ni cremas o máscaras. Jamás se tiñó. Y te diré que siempre ha sido la más bonita.
      Yo salí igual, al punto que varias veces ella me avisaba que salía de casa sin peinarme, a lo que respondía atusándome el cabello con los dedos y ya. Pensamos que el hábito no hace al monje.
      Mi esposa e hija son lo contrario: cuando salen, siempre se arreglan todas.
      De obvias maneras distintas, las quiero a todas, más allá de sus diferencias.
      Un beso, sin peinarme.

      Eliminar
  3. Me gustó tu relato Arturo, ellas son terribles, para mi en realidad se viste y arreglan para competir, nosotros somos secundarios, lo que menos miramos es la ropa. Una esposa nos recrimina el hecho de no notar como se ha arreglado para salir. Si es joven, mientras menos tela más no nos gusta.Siempre recuerdo aquello de estar acompañado y que todas te miren. Cuando estas solo nadie lo hace.
    Muy bueno como siempre amigo.
    Te dejo un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luis:
      Como verás en los comentarios, nosotros somos personajes de reparto en la historia. Y desde nuestra óptica, siempre escudriñamos sus encantos, estamos condenados a ello.
      Nuestros ojos se rebelan a nuestra autoridad...
      Habría una de las Leyes de Murphy que dice:
      1) Cuando vayas acompañado de una mujer, más te mirarán las desconocidas.
      2) Cuanto más bonita sea tu acompañante, más intensas serán las miradas de las extrañas que, increíblemente, serán -también- más bellas cada vez.
      3) Si la echás a tu acompañante, para encarar a esa provocadora, te quedarás sin el pan y sin la torta. Ja, ja, ja.
      Te mando un abrazo grandote.

      Eliminar
  4. Buenísimo, Arturo. De esos de crear polémica y debate.
    Yo creo que se arreglan por coquetería y para los demás también. Es decir, yo creo que al 50% entre Juan Pablo y su amigo. Aunque, mi mujer viene a ser y hacer lo que dice Ángela en su comentario: Por ejemplo, mi mujer si tira la basura a las 11 de la noche y no hay un alma por la calle, da igual: se echa el rimmel en el ojo. Nos reímos un montón en casa con eso y ella dice que la dejemos, que a ella le gusta salir así. Aunque sea para tirar la basura.
    El tipo le echó morro con la factura. Claro que, como se dice por aquí, pueden más dos tetas que dos carretas.
    Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mos:
      Estás en lo cierto. La idea de debatir el tema no es ajena a este post. En realidad, tenía la duda sobre cuál era la razón por la cual las mujeres se arreglan. Y me salió la discusión entre dos amigos.
      De todas maneras, la apariencia externa solo sirve para un primer encuentro, el éxito de una relación pasa por otro lado.
      Un gran abrazo, Mos.

      Eliminar
  5. Amigo, Arturo:

    Antes de nada quiero disculparme por haber perdido el tren de tu blog estos días pero no veas qué liadilla he estado con lo del relato en mi blog metiendo enlaces y tal, y es que quería dejar la entrada preparada y después visitaros, y ya la tengo, cuando puedas o quieras, puedes pasarte a ver cómo ha quedado y decirte que estás enlazado en una imagen unido con todos los participantes.

    En cuanto a tu texto, decirte, que, como siempre, nos haces reflexionar, yo no puedo opinar respecto a las demás mujeres, sólo respecto a mí, y opino, que, personalmente, a mí me encanta arreglarme desde por la mañana para sentirme bien conmigo misma, porque me gusta verme bien para sentirme agusto y de esta forma, sintiéndome agusto conmigo misma puedo de esa forma sentirme bien ante los demás.

    Por cierto... me encanta Elizabeht Taylor ¿lo escribí bien? jajaja

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María:
      Ayer, bien tarde, leí nuestro engendro y me divertí con el zigzagueo argumental (por llamarlo de alguna manera). Quedé con una confusión tal, que no pude ni comentar.
      Ya lo hice recién, lo podrás ver.
      Respecto a eso de arreglarte para sentirte bien y a gusto, es de una lógica incontrastable. Todos nos beneficiamos.
      Respecto a la Taylor, yo también opino que era bellísima, con sus ojos color violeta. Le erraste con la posición de la te y la hache, nada más; pero, como una de ellas es muda, se justifica plenamente. Ja, ja, ja.
      Besos.

      Eliminar
  6. Se hizo el boludo para no pagar!
    Está muy mal dejarle la cuenta a un amigo.
    En cuanto a mi,me visto para las dos cosas: para los hombres y las mujeres!
    Y me compro ropa hermosa aunque no tenga muchos lugares donde lucirla,pero me encanta!
    Saludos!!!!
    Sildelsur

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SILDELSUR:
      Ya lo ves, era un doble atorrante: lo dejó solo y con un "muerto" a cuestas.
      Haces muy bien en no privarte de los gustos, no hay nada peor que la represión.
      Un gran abrazo.

      Eliminar
  7. No se a donde fue lo que acabo de comentar!
    Tal vez trás tu amigo,jajaja!
    aunque no creo porque los hombres que se hacen los boludos para no pagar me repelen.
    Y yo me visto un poco para hombres,para mujeres y para mi.
    Y me compro ropa para darme el gusto sin pensar en donde la usaré ni con quien.
    Y tengo amigas que solo se visten para no salir desnudas,jajaja!
    Qué malas somos a veces las minas,y algunos hombres no se quedan atrás.
    Muy divertido tu post,besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SILDELSUR:
      Como pudiste ver, ha llegado tu post anterior; sucede que Blogger se ha puesto lento.
      Nunca le pago la cena a un amigo, a menos que sea su cumpleaños u otro acontecimiento por el estilo. Solo puede ser que lo haga para un café.
      En cambio, de soltero, a las damas las agasajaba; ahora, invito a mi esposa, a mi hija, o a mi madre.
      Personalmente, me da pena ver a mujeres mal vestidas (caso típico: el vaquero sin dobladillo, enrolladas las botamangas, con la parte interna a la vista), pienso: quién será el desdichado desesperado que la tendrá a su lado...
      Besos.

      Eliminar
  8. Hola Arturo, bueno yo no soy de las que se arreglan nada mas se levantan, debo ser un bicho raro pero no me gusta esa digamos "competición" que tienen muchas mujeres de ir las mejores en todo, voy siempre normalita y me arreglo un poco mas cuando tengo que ir a algún sitio importante, pero de lo normal voy muy normalita, nunca me ha gustado llamar la atención y sin gustarme la he llamado bastante:), pero debo decirte que hoy en día los hombres se arreglan si cabe mas que las mujeres cosa que me parece muy bien, otra cosa que si te digo que las peores enemigas que tenemos las mujeres somos nosotras mismas, que en vez de apoyarnos nos despellejamos las unas a otras y así nos va jeje
    Bueno amigo espero estés bien y me alegro que las inundaciones no os haya tocado a vosotros en nada, cuídate.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Piruja:
      Probablemente, actúas como mi madre, según ya comento más arriba.
      Hoy existe el metrosexual, que es un narcisismo mal disimulado, aunque algunos confundan el fenómeno con la homosexualidad.
      La competencia de las mujeres supongo que es un resabio atávico de cuando era necesario ser aceptada por el macho más atractivo de la tribu.
      Muchas gracias por tu atenta preocupación, que habla a las claras de tu enorme solidaridad.
      Besos.

      Eliminar
  9. hola Arturo, un buen relato, ayer justo veía un programa sobre las cosas que debe hacer una mujer para mantener sus relaciones... una de ellas era el estar siempre hermosa...
    Pero bueno, tambien nosotros debemos ser vanidosos.
    un abrazo
    carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carlos:
      Hay toda una cultura de consumo de productos cosméticos, tinturas, cirugías, indumentaria y vestimenta al servicio de la idea de la felicidad a través de lo externo.
      Sin embargo y hasta donde da mi sapiencia, el éxito de una relación sentimental no se basa en tales artilugios, sino en la capacidad de ser soportable, o no. O sea, algo fundamentado en cuestiones de conducta.
      Un gran abrazo.

      Eliminar
  10. Un poco de todo, supongo, pero quiero creer que más para nosotras que para "un hombre".

    Eso sí, chico listo, te coló la cena ¿eh?

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar:
      Es más creíble que las mujeres lo hagan para elevar su autoestima, ya que suena pretencioso creer que lo hacen por nosotros.
      La palabra boludo refiere a un tipo bastante lelo, lento para las cosas de la mente, u obtuso y necio, o torpe al extremo; en realidad todo lo contrario de lo que era el personaje descripto. Además es una vulgaridad manifiesta su empleo.
      Espero que andes bien con tu salud.
      Un gran abrazo.

      Eliminar
  11. ¿Y no sería más provechoso hallarles a los hombres (¡oh, ellos, coquetones igual!) el porcentaje de con qué finalidad se arreglan y cómo se las apañan para no acertar cuando hacen el cálculo infinitesimal a las pibas?
    Jejejeje, todo sea por la belleza. El caso es que todo el mundo está día a día más enguapecido. ¿O no?

    Besos abrazos, Arturo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PMPilar:
      En lo que a mí respecta, no tengo ningún interés en los hombres, de modo que me da lo mismo que sigan una u otra tendencia.
      Solo a título anecdótico, te comento que de soltero solía arreglarme únicamente para ir a una fiesta, o de levante; el resto del tiempo estaba cómodo, con la ropa más confortable y apropiada posible.
      Por otro lado, es bien sabido que la mujer es atraída por la belleza física, pero retenida por el buen trato (en todas las acepciones de la palabra), el respeto y la inteligencia; la buena posición económica ayuda, también...
      Ya que lo mencionas, el cálculo infinitesimal se efectúa mediante series, con coeficientes inferidos, que surgen a partir de la experiencia e intuición del conquistador.
      Estos coeficientes arbitrarios son: tiempo para efectuar la seducción, tipo de vestimenta de la dama, estado de predisposición del galán, grado de alcoholización de la fémina, tipo y modelo del vehículo del hombre, coincidencia cultural (en tanto disparidad de clases sociales entre ambos), presencia de alguna alianza en el dedo de la mujer, lugar del hecho, competencia a la vista y un sinfín más de coeficientes de menor incidencia.
      A partir de estas series se podrá tener una idea del margen de error para alcanzar el éxito en la intentona, que sería un valor de acuerdo a la experiencia e intuición del galán y a la insondable conducta femenina. He dicho.
      Un gran abrazo.

      Eliminar
  12. La mujer sólo por el hecho de ser mujer es un saco de imprevistos ,su meta, siempre sentirse bien delante de espejo porque sabe que el espejo no engaña, y podrá presumir ante amigas enemigas, y como no ante esos hombres que se creen unos conquistadores, cuando la realidad es la mujer la que siempre elige.

    Un simpático relato

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. José:
      Muy interesante punto de vista; al que agregaría que la volubilidad masculina no nos es visible, habida cuenta de su poco valor en nuestra toma de decisiones.
      Saludos cordiales.

      Eliminar
  13. Ola querido amigo,adorei o texto.Minha opinião é que a mulher se arruma para si mesma e também para uma possível conquista de um homem interessante.Pode-se chamar de "mixto quente".Uma boa noite e grande e saudoso abraço.SU.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suzane:
      Resposta muito salomônica para a questão. Não é realmente uma escolha, mas uma associação que é: "não eu ou eles" é "eu e eles".
      Obrigado por sua opinião.
      Um grande abraço.

      Eliminar
  14. Hola Arturo,
    me gustò la temàtica del post, me tomè el gusto de leer todos los comentarios y las variadas opiniones personales, de damas y caballeros, son ilustrativos y enriquecen el tema, aparentemente trivial, sin embargo, es una cuestiòn importante en la vida de toda mujer; ponerse coqueta...
    A mi me gusta estar còmoda, la coqueteria no va conmigo, y creo que la sencillez tambièn tiene su enganche...

    Abrazos querido Arturo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Genessis:
      Mi estimada amiga, en ciertos casos, la sencillez en el arreglo femenino indica la posesión de una fuerte personalidad y -obvio- belleza, que no requiere ayudas...
      Y lo más importante: solo importa ser bella (o atractivo) para los ojos de la persona que deseamos, o que amamos. Lo demás es irrelevante.
      Un abrazo grandote.

      Eliminar
  15. Deseo que tengas un buen fin de semana.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Disancor:
      Muchas gracias por tu saludo, que aprovecho para retribuir del mismo modo.
      Saludos.

      Eliminar
  16. Estoy con Juan Pablo totalmente. Las mujeres nos arreglamos y ponemos hermosas para minimizar a la competencia en la consecución de conseguir el mejor macho.
    Es así en la naturaleza animal y nosotros no somos muy diferentes en eso. La hembra quiere al mejor macho posible y para eso necesita ser la más atractiva de todas las hembras.
    Luego podemos decir cosas hermosas sobre nuestra auteestima y cosas así, pero no conozco a nadie que se ponga maravillosa con 0% expectativas de gustar al sexo opuesto.
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dolega:
      Sos lo más. Y eso es todo.
      Un beso.

      Eliminar
  17. Uy Arturo menuda polémica, creo que según la mujer, habrá de todo. No se puede generalizar. En mi caso reconozco que soy coqueta y muy femenina, me gusta arreglarme, aunque tengo días en los que yo misma me sorprendo y me siento mejor en plan más natural, al final se trata de mirarte al espejo y sentirte bien contigo misma. Creo firmemente que si yo me siento bien conmigo, al final los demás también lo detectan, te da una seguridad que hace que destaques.
    Espero haberte ayudado en algo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yashira:
      Por supuesto que tu opinión es válida y ayuda; pues marca que lo importante para las mujeres es sentirse bien consigo mismas y que el arreglo exterior puede ser algo supeditado al estado de ánimo.
      Un gran abrazo.

      Eliminar
  18. Si le preguntas a una mujer, te dirà que se pone sus mejores tiros largos para encontrarse segura de ellas mismas, pero yo te digo que hay un gran remanente de egocentrismo.

    un saludo

    fus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fus:
      Por supuesto que la autoestima y el egocentrismo son parte de la misma cosa, lo que cambia es la actitud ante un sentimiento de valoración íntimo positivo: se puede actuar con soltura y aplomo, o con soberbia y desmesura; eso es lo que convierte a la ubicuidad en egocentrismo.
      Probablemente, seamos los demás quienes adviertamos tales conductas y ellas ni se den por enteradas.
      Un gran abrazo.

      Eliminar
  19. jajaj, bueno mi humilde opinión ante esta discusión. creo que nos arreglamos ( ye ne mi caso mucho) para sentirme bien YO y luego pues si irradiar eso . pero bueno los amigos no se pusieron de acuerdo jajaj
    Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Susana:
      Creo que todas las mujeres coquetas se arreglan por una cuestión de sentirse bien consigo mismas.
      Es tan sencillo como eso.
      Pobre de aquel que piense que, en una cita, la mujer se arregló al solo efecto de agradarle a él
      Un gran abrazo.

      Eliminar
  20. Las mujeres se arreglan para ellas mismas primero
    Verte linda te hace sentir genialmente segura ante el mundo sin vos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recomenzar:
      Es muy positivo que en un mundo de dudas se pueda presumir de alguna certeza. Y esta certeza se da cuando la mujer se siente bien con su arreglo estético, que hace resaltar su belleza.
      Todo lo demás, viene por añadidura.
      Saludos.

      Eliminar
    2. No creo que el egocentrismo, como se ha comentado, esté presente a la hora de acicalarse, pues la mujer que se lo "tenga creído" siempre se verá guapa de cualquier manera. Más bien pienso que nos arreglamos, aparte de para dar una buena imagen, por respeto. Para mí es mucho más agradable compartir conversación o mesa de trabajo (cuando trabajaba) con una persona aseada y de aspecto cuidado. No quiere decir que si un compañer@ no se cuidara, fuera a molestarme, en absoluto; pero siempre es más placentero para la vista (y algunas veces para el olfato). Y ya no digo para la pareja.

      Me gustó el relato.
      Un besazo Arturo.

      Eliminar
    3. Teresa:
      Lo que comentas suele ser un gran problema para algunas personas, que sufren problemas de hedor. Atormentados por ese problema, suelen ser los que más se perfuman.
      No se si sería por esa razón u otra; pero, algunas chicas amigas en mis años de soltería, solían arreglarse muy bien y perfumarse con extractos franceses, tan caros como penetrantes. Me daba la impresión que tan fuertes eran esos aromas que se me pegarían a mis ropas, aun al estar a un metro de ellas. Imagínate que luego, cuando me presentase a otra mujer, oliera a ese perfume femenino. ¿Qué pensaría de mí? (Ja, ja, ja).
      Un beso y un aromita -tenue- a lavanda.

      Eliminar
  21. Buenas tardes querido amigo. Ahora que no nos lee y nos ve nadie te confesare un pequeño secreto . Me encanta andar desnuda y descalza por casa. Así que si tocan al timbre sea hombre o mujer, tendrán que esperar a que me ponga un albornoz jijijijijiji. Que cuando salgo ,no me gusta ir ni pintada ni maquillada. Tal cual, como la vida misma. Y si algún día por un casual cambiaran mis gustos, sería por mi misma no por ningún hombre. Pues en mi humilde opinión, hombre es el que te besa la mirada y mima a tu alma.
    Miles de besinos de esta amiga que te quiere un montonazu como decimos los asturianos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ozna-ozna:
      Te creo todo, todo, todo. (Ja, ja, ja)
      Con relación a eso de salir a cara limpia, lo conozco bien, pues las mujeres de mi familia solo se maquillaban para asistir a una fiesta, o a algún acontecimiento importante.
      Muchas gracias por tu afectuoso saludo, que retribuyo de igual modo. Besos.

      Eliminar
  22. jajajj! La verdad es que somos una enigma para ustedes los hombres. Cada mujer es diferente, las hay, inseguras que se arreglan para gustar a los demás, las hay que lo hacen para sentirse ellas que están lindas.

    un abraxo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marilyn:
      Supongo que es solo uno de los tantos aspectos en juego en la relación entre dos personas. Por lo general, una simpatía nace a partir de lo atractivo de una visión externa; luego, se conoce lo más importante: el interior del alma. La belleza externa no garantiza nada. Sin embargo, prima facie, serán las elegidas por los hombres...
      Un gran abrazo.

      Eliminar
  23. Estimado Arturo, yo no se por qué se arreglan las mujeres, cual es la causa. Supongo que por todo un poco. Y luego está el carácter razonable o despelleja-colegas, que va en paralelo al arreglo y puede hacer una mezcla explosiva o por el contrario algo habitable.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaal:
      El mundo femenino es insondable, pues cuando suponemos conocer algo, resulta que le erramos por completo.
      A mi humilde manera de ver las cosas, eso es lo bueno que tiene: te puede sorprender siempre. Y esa posibilidad es la que lo torna tan atractivo.
      Un gran abrazo.

      Eliminar
  24. Y el 'boludo' de fue haciendo un pagadiós... Je.
    Sobre las mujeres, uf, son capaces de todas las variaciones, es imposible hacer leyes con ellas.
    Un fuerte abrazo, amigo.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Humberto:
      ¡Flor de amigo!
      Lo dejó al otro con "el muerto" y jamás volverá.
      Alguien que se cree tan importante, pensará que la bonita que pasaba le debe dar bolilla; si así fuera, no volvería con el amigo; caso contrario, si ella lo rechazara, tampoco retornaría, pues debería soportar dos derrotas...
      Tú lo has dicho. Son diversas y por eso mismo, irrepetibles.
      Un gran abrazo, mi amigo.

      Eliminar
  25. Una que es bella por dentro y por fuera no se preocupa de esas nimiedades jajaja.


    Abrazo :)

    ResponderEliminar

Me interesa conocer tu opinión respecto a lo que has leído: